MÁS DE 1 MIL 300 FAMILIAS PIERDEN UN SER AMADO POR COVID-19