EL PRESIDENTE DE MÉXICO ENFERMA DE COVID-19