BRANDON DÍAZ CON LA MIRADA EN TOKIO.