Amplían de 30 a 45 días el plazo para revisar los bienes y recursos que se reciben en el proceso de entrega-recepción